fbpx
 

Todos a fichar: Así afecta a su empresa la nueva normativa sobre el registro de la jornada laboral

por | 28/Jun/2019 | Sin categorizar

El 12 de mayo de 2019  entró en vigor el Real Decreto Ley que obliga a las empresas españolas a poner al servicio de sus trabajadores un sistema que permita registrar su hora de entrada y salida y así llevar un control horario de las jornadas laborales de sus empleados.

El propósito de esta decisión es medir la duración de las jornadas de trabajo, incluyendo las horas extraordinarias y los descansos ya que, en 2018 en España, aunque se hicieron 6,4 millones de horas extra, el 48% de los trabajadores que las realizaron declaró  no haber sido retribuido por ello.

A partir de ahora y, según dicta la normativa, todas las empresas sin excepción e independientemente de su tamaño, deberán llevar un “registro diario de la jornada, que deberá incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada persona trabajadora”.

 

¿Afecta a mi empresa?

Sí, afecta a su empresa y la responsabilidad recae directamente sobre el empresario, que está obligado a llevar un registro diario de los horarios de entrada y salida y conservar los datos durante cuatro años. Además, si fuese necesario, deberá ponerlos a disposición del personal, el comité de empresa y la Inspección de Trabajo.

El empresario, previa consulta con los representantes legales de los trabajadores, será también quién decida qué método de registro concreto implementar, facilitando un sistema que permita señalar la duración de la jornada laboral. Además, deberá tener en cuenta factores como la conciliación familiar, la flexibilidad horaria en los turnos de trabajo o el trabajo a distancia.

 

¿Qué sistema de registro es el más adecuado para mi empresa?

A la hora de escoger un sistema de registro existe todo un abanico de posibilidades, algunas más avanzadas que otras: desde los obsoletos e incómodos registros en papel en los que el empleado firma una declaración diaria de las horas de entrada y salida para después incluir manualmente todos esos datos en una hoja de cálculo, hasta las modernas herramientas digitales de gestión de Recursos Humanos que registran las horas de entradas y salidas gracias a diferentes tipos de dispositivos de recogida de datos y los integran automáticamente con el resto de programas administrativos de la empresa. 

Entre los dispositivos de recogida de datos también podemos encontrar una amplia variedad de propuestas. Por un lado están las tarjetas para fichar, los tornos de acceso o los lectores de huella digital, herramientas clásicas, útiles para las empresas en las que todos los empleados trabajan siempre en sede. Por otro lado tenemos las soluciones más versátiles, indicadas para todas las condiciones laborales: desde el empleado que trabaja siempre en la misma sede, a quién trabaja desde casa, a distancia, en sede itinerante, o en movilidad. Entre estas soluciones más innovadoras encontramos las que permiten que el trabajador fiche desde una aplicación en su teléfono personal, validando su ubicación a través de Bluetooth o geolocalización.  Este tipo de herramientas son sencillas y cómodas, evitan pérdidas de datos innecesarias y permiten cubrir todas las necesidades de la empresa con la máxima flexibilidad.

¿Habrá sanciones para quienes incumplan la normativa? 

Sí. La normativa ya ha entrado en vigor y las empresas que la incumplan se enfrentarán a multas de entre 626 y 6.250 euros. Sin embargo, el Ministerio de Trabajo ha asegurado que durante las primeras semanas habrá flexibilidad y, si la empresa demuestra que está negociando el sistema de registro de jornada laboral con los trabajadores, por el momento no habrá multa, tan solo una advertencia.